Empresa

Categorias Profesionales en TI

Son muchas las ofertas de trabajo que se publican cada día dentro del ámbito de las Tecnologías de la Información y, dentro de ellas, hay un amplio abanico de categorías profesionales que describen cada uno de los puestos que se ofertan. Pero, ¿Cuáles son los requisitos que se ajustan a cada una de esas categorías? ¿Qué nivel de conocimientos y experiencia son necesarios para poder optar a cada una de ellas?

Dentro del Convenio Estatal de Empresas Consultoras, al que están adheridas la práctica totalidad de las Consultorías en Tecnologías de la Información en España, existe un listado ampliado de categorías profesionales pero, en las ofertas de trabajo, este listado se suele reducir a cerca de 15 categorías principales. En este artículo vamos a tratar de dar una descripción genérica de cada una de estas categorías, para que los diversos candidatos puedan comprender mejor cuales son los requisitos que se necesitan para optar a las diversas ofertas. Pero siempre hay que tener en cuenta las características específicas de cada puesto de trabajo, por lo que los requisitos mínimos para una oferta en concreto pueden variar en cada caso.

Esta clasificación la vamos a dividir en tres grandes grupos: Programación, Sistemas y Consultoría.
A) PROGRAMACIÓN
Es la base técnica del desarrollo de cualquier proyecto relacionado con el ámbito de las Tecnologías de la Información. Los candidatos han de tener una buena formación en los lenguajes solicitados para los diversos proyectos, y el tiempo de experiencia es fundamental para poder ir ascendiendo y asumiendo labores de mayor responsabilidad.

1- Programadores: Dentro de los programadores se diversifican entre junior y senior, en los que el tiempo de experiencia es la clave para su diferenciación. Con menos de 6 meses se suele considerar que entra dentro de la categoría de junior, y según se va acercando a los 2 años de experiencia se puede empezar a calificar como senior.

2- Analista programador / Jefe de Equipo: Tras unos años de experiencia, y según la trayectoria de cada uno de los trabajos, el programador puede ir asumiendo tareas de responsabilidad dentro del desarrollo del proyecto y pasar a la categoría de Analista Programador o de Jefe de Equipo, con personal a su cargo y con una mayor cuota de responsabilidad técnica en el desarrollo del proyecto.

3- Analista: El peldaño superior es se enmarca dentro de los analistas, que se pueden subdividir en Técnicos, Funcionales u Orgánicos, según va creciendo el nivel de responsabilidad de cada uno de los puestos, y los conocimientos técnicos adquiridos y ampliados a través de su trayectoria profesional.

4- Jefe de Proyecto: Es el máximo responsable técnico del desarrollo de la programación, y cuenta con diverso personal a su cargo. Sus labores son más de dirección y estructuración de equipo, y tiene que tener una visión global del trabajo y las personas que tienen que realizarlo. 
B) SISTEMAS
En el apartado de sistemas se solicita, además de una base teórica de conocimiento informático, una concepción práctica del desarrollo de las funciones de los equipos, ya que gran parte del trabajo se ceñirá al mantenimiento y desarrollo de equipos y redes que se encuentran a disposición de los usuarios.

1- Técnico Microinformático: Es el primer nivel, y sus labores se centran más en el mantenimiento diario de los equipos y programas informáticos, aunque ha de tener una visión global del estado de los sistemas informáticos para poder afrontar los diversos problemas que pueden surgir en el día a día. Es necesaria una buena dosis de imaginación y capacidad de resolución.

2- Técnico de Sistemas: Es el encargado del mantenimiento y funcionamiento de todo el equipamiento informático. Ha de tener un amplio conocimiento del conjunto de la red instalada, su arquitectura y localización. Así mismo, son necesarios unos amplios conocimientos técnicos de los entornos en los que se desarrolla el trabajo de los usuarios de la red y del equipamiento.

3- Administrador: Según sus funciones, se puede dividir en tres grandes grupos: Administrador de Sistemas, Administrador de Redes o Administrador de Bases de Datos. Son los encargados presentar el planteamiento de todo el sistema informático necesario para que los usuarios puedan desarrollar sus labores, así como de poner en marcha los procedimientos para que sea implantado, a través del trabajo de los técnicos de sistemas y de microinformática.

4- Responsable de Sistemas: Es el peldaño más alto de este nivel y su trabajo se centra en la concepción y el diseño de la toda la infraestructura informática, tanto en el entorno de red local como de comunicaciones, la definición de las políticas de seguridad y de control de acceso a los recursos. Es necesario el conocimiento total de los diversos entornos de trabajo para ajustar todos los equipos al tipo de usuarios y equipamiento, así como la capacidad de prever las necesidades futuras para adelantarse a los problemas.
C) CONSULTORÍA
En este ámbito son importantes los conocimientos técnicos, pero también se ha de contar con una visión mucho más amplia del ámbito de negocio en el que se implantan las aplicaciones. Por esto, gran parte de los Consultores no provienen de carreras puramente informáticas, sino que son personas que, tras obtener un título universitario en otras disciplinas, han completado su formación práctica y teórica en lenguajes y aplicaciones informáticas, o como usuarios avanzados de estas, aportando una visión de conjunto más allá de la puramente técnica del desarrollo de las aplicaciones.

Además, la necesidad de gestión del personal a cargo y el trato directo con los clientes exigen que, quienes optan a estos puestos, tengan las aptitudes necesarias para afrontar todo tipo de responsabilidades. Algunos de los puestos de este grupo ya han sido descritos dentro del ámbito de la programación, así que nos centraremos en la experiencia mínima necesaria para poder desarrollar sus funciones .

1- Analista Programador: Se pueden necesitar entre uno y tres años de experiencia como usuario de programas y contar con una sólida base técnica para poder comenzar la toma de responsabilidades en un puesto de estas características.

2- Analista Técnico: El abanico es de entre 2 y cuatro años de experiencia los que se suelen exigir para dar el paso hasta convertirse en analista técnico, escalando en el nivel de toma de decisiones y de responsabilidad.

3- Analista Funcional: Entre cuatro y cinco años es la media de experiencia solicitada para estos puestos, donde en nivel de conocimientos y experiencia adquirida abren las puertas hacia la gestión integral de los proyectos.

4- Consultor Junior: A partir de cinco años es la experiencia mínima que se le exige a un Consultor para poder comenzar a realizar labores como tal. El trato con el cliente se convierte en una de las labores fundamentales de su trabajo diario.

5- Consultor Senior: Más de siete años suele ser la media de experiencia de las personas que alcanzan este puesto. Es el más alto de la escala y la meta de muchas de las carreras profesionales.

Servicios TI



 
MicroRed Sistemas S.L.© 2017 - CIF B09582602 / J09542341

Avenida de Cantabria 55
09006 - Burgos - España - Telf.: 947 26 85 36


Aviso Legal | Política de Uso Aceptada | Acerca de MicroRed